¿Cómo Restauro Mi Relación Con Dios? – Estefany V. Silvagni


¿Cómo Restauro Mi Relación Con Dios? – Estefany V. Silvagni

Introducción

Cuando iniciamos nuestra relación con Dios, todo es muy bonito, es como cuando estamos enamorados, todo lo vemos bonito y bien. Sin embargo, corremos el riesgo de que ese amor se enfrie o lo perdamos en algún momento, es ahi cuando ya las cosas no nos parecen tan bien como antes, en lugar de ver todo color de rosa, comenzamos a ver los defectos y eso nos aleja más de Dios.

Es por eso que Dios quiere que nosotros mantengamos el mismo nivel amor siempre, ¿Sientes que has perdido tu comunión con Dios? ¿Que vas a la oración y no es lo mismo que solía ser? O incluso que ni siquiera desde el principio ha sido una relación apasionante y desbordante de amor por Él? Entonces no te puedes perder esta prédica.

Video

YouTube player

Versiculos Biblicos

Luc 15:20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.
Luc 15:21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

Luc 15:22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.

Luc 15:23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;
Luc 15:24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

Luc 15:25 Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas;
Luc 15:26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.
Luc 15:27 El le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.

Luc 15:28 Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.
Luc 15:29 Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.

Luc 15:30 Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.

Luc 15:31 El entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.
Luc 15:32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

Deja un comentario