Suelta ya! – Rodrigo Riaño del Castillo


Suelta ya! – Rodrigo Riaño del Castillo

Introducción

Queridos amigos y amigas, es un honor poder compartir con ustedes un mensaje que creo que todos necesitamos escuchar en algún momento de nuestras vidas. En el trajín diario, a menudo nos encontramos cargados con preocupaciones, miedos y ansiedades que pueden agotarnos y alejarnos de la verdadera paz que anhelamos. En este artículo, quiero reflexionar sobre la importancia de soltar esas cargas y buscar en la Biblia sabiduría y guía para lograrlo.

Video

YouTube player

La Promesa de Jesús: Venid a Mí y Yo os Daré Descanso

En Mateo 11:28-30, Jesús nos ofrece un llamado de alivio y descanso: «Venid a mí, todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga». Esta invitación de Jesús nos recuerda que no estamos destinados a llevar nuestras cargas solos. Él nos ofrece liberación y descanso cuando confiamos en Él y entregamos nuestras preocupaciones.

La Promesa de Liberación en Filipenses 4:6-7

En Filipenses 4:6-7, encontramos otra guía reconfortante: «Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús». Este pasaje nos enseña a presentar nuestras preocupaciones a Dios en oración y gratitud, y promete que la paz de Dios cuidará nuestros corazones y mentes. Al soltar nuestras cargas en oración, encontramos un espacio de calma y confianza en Dios.

Dejar Atrás la Preocupación en 1 Pedro 5:7

1 Pedro 5:7 nos exhorta a «echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros». Aquí, se nos insta a transferir nuestras preocupaciones y ansiedades a Dios, sabiendo que Él se preocupa por nosotros y nos cuida. Al soltar nuestras cargas y confiar en la provisión de Dios, encontramos liberación y una sensación renovada de seguridad.

Conclusión

Amigos y amigas, soltar las cargas de la vida no es una tarea fácil, pero es esencial para experimentar una vida llena de paz y gozo. A través de la Biblia, encontramos promesas de alivio y liberación que provienen directamente de Dios. Al seguir el llamado de Jesús a confiar en Él y entregar nuestras preocupaciones en oración, podemos encontrar la verdadera libertad y descanso que anhelamos. Que en medio de los desafíos de la vida, recordemos estas palabras de sabiduría y busquemos a Dios para soltar nuestras cargas y caminar en su paz duradera.

Deja un comentario