En este momento estás viendo Él ajusta tus cuentas – Joel Osteen

Él ajusta tus cuentas – Joel Osteen


Él ajusta tus cuentas – Joel Osteen

Todos lidiamos con situaciones injustas, pero tienes que recordar que no estás a la merced de cómo te traten los demás. Tú no te tienes que encargar de obrar justicia en tu circunstancia porque el Dios Altísimo ajustará tus cuentas.

Él ajusta tus cuentas | Joel Osteen

Sal 4:1 Para el director del coro; para instrumentos de cuerda. Salmo de David. Cuando clamo, respóndeme, oh Dios de mi justicia. En la angustia me has aliviado; ten piedad de mí, escucha mi oración.
Sal 4:2 Hijos de hombres, ¿hasta cuándo cambiaréis mi honra en deshonra? ¿Hasta cuándo amaréis la vanidad y buscaréis la mentira? (Selah)
Sal 4:3 Sabed, pues, que el SEÑOR ha apartado al piadoso para sí; el SEÑOR oye cuando a El clamo.

Sal 9:2 en ti me alegraré y me regocijaré; cantaré alabanzas a tu nombre, oh Altísimo.
Sal 9:3 Cuando mis enemigos retroceden, tropiezan y perecen delante de ti.
Sal 9:4 Porque tú has mantenido mi derecho y mi causa; te sientas en el trono juzgando con justicia.
Sal 9:5 Has reprendido a las naciones, has destruido al impío, has borrado su nombre para siempre jamás.
Sal 9:6 El enemigo ha llegado a su fin en desolación eterna, y tú has destruido sus ciudades; su recuerdo ha perecido con ellas.
Sal 9:7 Pero el SEÑOR permanece para siempre; ha establecido su trono para juicio,
Sal 9:8 y juzgará al mundo con justicia; con equidad ejecutará juicio sobre los pueblos.

Sal 11:5 El SEÑOR prueba al justo y al impío, y su alma aborrece al que ama la violencia.
Sal 11:6 Sobre los impíos hará llover carbones encendidos; fuego, azufre y viento abrasador será la porción de su copa.
Sal 11:7 Pues el SEÑOR es justo; El ama la justicia; los rectos contemplarán su rostro.

Sal 26:1 Salmo de David. Hazme justicia, oh SEÑOR, porque yo en mi integridad he andado, y en el SEÑOR he confiado sin titubear.
Sal 26:2 Examíname, oh SEÑOR, y pruébame; escudriña mi mente y mi corazón.
Sal 26:3 Porque delante de mis ojos está tu misericordia, y en tu verdad he andado.

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta