Preciosa Sangre – Jesus Adrian Romero

sangre preciosa musica cruz diadelseñor
Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados. Isaias 53:4-5.

Jesus Adrian Romero, Preciosa Sangre

Deja una respuesta