En este momento estás viendo Anuncio del Nacimiento de Jesús y Juan el Bautista

Anuncio del Nacimiento de Jesús y Juan el Bautista

Anuncio del Nacimiento de Jesús y Juan el Bautista

Introducción:

Luc 1:1 Por cuanto muchos han tratado de compilar una historia de las cosas que entre nosotros son muy ciertas,
Luc 1:2 tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra,
Luc 1:3 también a mí me ha parecido conveniente, después de haberlo investigado todo con diligencia desde el principio, escribírtelas ordenadamente, excelentísimo Teófilo,
Luc 1:4 para que sepas la verdad precisa acerca de las cosas que te han sido enseñadas.

Video:

El Ángel anuncia el nacimiento de Juan:

Luc 1:11 Y se le apareció un ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso.
Luc 1:12 Al verlo, Zacarías se turbó, y el temor se apoderó de él.
Luc 1:13 Pero el ángel le dijo: No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y lo llamarás Juan.
Luc 1:14 Y tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán por su nacimiento.
Luc 1:15 Porque él será grande delante del Señor; no beberá ni vino ni licor, y será lleno del Espíritu Santo aun desde el vientre de su madre.
Luc 1:16 Y él hará volver a muchos de los hijos de Israel al Señor su Dios.

El Ángel anuncia el nacimiento de Jesús:

Luc 1:28 Y entrando el ángel, le dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor está contigo; bendita eres tú entre las mujeres.
Luc 1:29 Pero ella se turbó mucho por estas palabras, y se preguntaba qué clase de saludo sería éste.
Luc 1:30 Y el ángel le dijo: No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios.
Luc 1:31 Y he aquí, concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús.
Luc 1:32 Este será grande y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de su padre David;
Luc 1:33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

El Ángel comenta que Elizabet también espera bebe:

Luc 1:36 Y he aquí, tu parienta Elisabet en su vejez también ha concebido un hijo; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril.
Luc 1:37 Porque ninguna cosa será imposible para Dios.
Luc 1:38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.

María visita a Elizabet y el bebe salta:

Luc 1:39 En esos días María se levantó y fue apresuradamente a la región montañosa, a una ciudad de Judá;
Luc 1:40 y entró en casa de Zacarías y saludó a Elisabet.
Luc 1:41 Y aconteció que cuando Elisabet oyó el saludo de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo,
Luc 1:42 y exclamó a gran voz y dijo: ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!
Luc 1:43 ¿Por qué me ha acontecido esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí?
Luc 1:44 Porque he aquí, apenas la voz de tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de gozo en mi vientre.
Luc 1:45 Y bienaventurada la que creyó que tendrá cumplimiento lo que le fue dicho de parte del Señor.

La canción de alabanza de María: El Magnificat

Luc 1:46 Entonces María dijo: Mi alma engrandece al Señor,
Luc 1:47 y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
Luc 1:48 Porque ha mirado la humilde condición de esta su sierva; pues he aquí, desde ahora en adelante todas las generaciones me tendrán por bienaventurada.
Luc 1:49 Porque grandes cosas me ha hecho el Poderoso; y santo es su nombre.
Luc 1:50 Y DE GENERACION EN GENERACION ES SU MISERICORDIA PARA LOS QUE LE TEMEN.
Luc 1:51 Ha hecho proezas con su brazo; ha esparcido a los soberbios en el pensamiento de sus corazones.
Luc 1:52 Ha quitado a los poderosos de sus tronos; y ha exaltado a los humildes;
Luc 1:53 A LOS HAMBRIENTOS HA COLMADO DE BIENES y ha despedido a los ricos con las manos vacías.

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta